viernes, 2 de enero de 2009

Retirado un belén de la Fiscalía

Yo no sé qué problema tiene esta gente con la religión. Vale que un Belén es un motivo religioso, pero también pertenece a nuestra tradición cultural. Yo tengo un nacimiento puesto en mi casa, aunque yo no soy creyente. No me ofende en absoluto. Además, soy yo el que pone las luces y añade alguna cosita cada año. También canto villancicos durante las navidades y llevo a mis hijos más pequeños, cuando hay tiempo, a ver los belenes que hay expuestos por mi ciudad.

Creo que los belenes son una tradición de las que hay que conservar y que no pasa nada porque haya uno a la entrada de un edificio oficial.

Ese laicismo beligerante que muestran algunos funcionarios y políticos nos va a hacer perder muchas cosas de nuestra cultura, de nuestra idiosincrasia, como en este caso.

Además, si quitamos el sentido religioso a la Navidad, ¿qué es lo que se celebra? ¿unas navidades laicas? ¿el cambio de año?. Empiezan por vaciarnos de contenido la Navidad y luego nos van a decir que para qué tener festivos el 25 de diciembre, el 6 de enero... (En mi empresa, la Dirección, con la connivencia del Comité de Empresa, ya han decidido trasladar la fiesta del patrón a otra fecha distinta, que no corresponde con la del santo, sino con una fiesta local. Es un síntoma de descristianización que al final se volverá contra nosotros, los trabajadores).

Me gustaría que esos esfuerzos por eliminar nuestras tradiciones estuvieran mejor encarrilados, como, por ejemplo, hacia la supresión de las corridas de toros, al menos tal y como las realizamos en España (con humillación y muerte del toro). Sé que habrá muchos que no estén de acuerdo, pero a mí me parece más lógico que se luche por suprimir esa atávica, brutal y sangrienta tradición que esta inofensiva de los belenes (aunque, por supuesto, no renuncio a que los toros sigan campando por las dehesas de España: eso hay que conservarlo).

Sin embargo, fuentes del gobierno zapateril ya han dicho que de suprimir las corridas de toros nada de nada, y que el tema de los toros se va a quedar como estaba.

2 comentarios:

Storabas dijo...

El problema no radica en el nacimiento, sino que involucra una mentira construida por muchos años. Es lamentable, pero la verdad es que Jesús no existió, por esta razón es que muchas personas están en contra de esto. Lamentablemente las personas se quedan con lo que dice la religión, lástima que todas estas también son ideologias que han contaminado el mundo. Espero que te des cuenta de esto. Ojo mi comentario fue sin ánimo de ofender. Feliz año nuevo.

Escorpiuser dijo...

Existen suficientes evidencias históricas de que Jesucristo sí que existió. No voy a entrar en este punto ahora, ya que es bastante largo, pero ahí están los libros de investigación, y pocos historiadores lo niegan. Hasta el detalle de la estrella de los Reyes Magos tiene su explicación científica.

Cuestión aparte y discutible es si era o no el hijo de Dios, o un simple líder religioso.

Yo no niego a Dios, no soy lo que se dice ateo. Soy agnóstico, es decir, considero que no tenemos datos suficientes para afirmar o negar su existencia.

Gracias por visitar mi blog y también te deseo un feliz año nuevo a tí.